Roger Federer hizo vibrar a más de 11.000 aficionados en el SSE Hydro de Glasgow, con un partido de exhibición ante Andy Murray, cuyos beneficios se destinarán a UNICEF. El ‘número dos’ del mundo, que sólo ha perdido dos partidos desde junio, se animó incluso a vestir el ‘kilt’ escocés que le ofrecieron desde la grada.

En el comienzo del segundo set, una aficionada invitó al suizo a vestir la tradicional prenda. Una falda con la que disputó unos puntos y que finalmente devolvió firmada a su afortunada propietaria.

“Jugué muy bien con ella y cuando me la quité me sentí desnudo”, bromeó el genio de Basilea, que esta temporada puede presumir de un asombroso récord de 49 victorias y cuatro derrotas. El último triunfo, aunque sin valor competitivo, lo selló ante Murray, a quien noqueó en el super ‘tie break’ (6-3, 3-6, 10-5).