La Coordinación Estatal de Seguridad de Hidalgo reubicará a alrededor de 150 elementos por no presentar un adecuado estado de salud, confirmó el comisario estatal de Seguridad, Uriel de Jesús Moreno Castro.

De acuerdo con el mando policial, el sobrepeso y el estrés se resiente en los exámenes psicológicos que los elementos presentaron en la última evaluación que se les realizó como parte de sus acreditaciones de control de confianza.

Según el comisario de seguridad estatal, la alternativa de liquidar a los agentes no es del todo viable, pues “generaría una deuda importante en las arcas del estado”.

“Si se requiere reubicarlos, lo reubicaremos”. Dijo que de esta manera se aprovecharía toda la experiencia que estos elementos han acumulado en su trayectoria profesional.

“Sería algo muy complicado (liquidarlos), ya que sería mucho dinero lo que tendría que erogar el gobierno del estado. Lo que se está buscando es la forma que haya los menos afectados. Retirarlos sería muy costoso, no es factible así”, agregó.