Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Estados Unidos, Donald Trump, ratificaron hoy su decisión de derrotar al Estado Islámico (EI) en Siria, en una declaración conjunta adoptada durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en la ciudad vietnamita de Da Nang.

En la declaración, “expresaron su satisfacción por los esfuerzos exitosos de Estados Unidos y Rusia para evitar más eficazmente incidentes peligrosos entre militares estadunidenses y rusos, que han permitido elevar considerablemente las bajas del EI en los campos de batalla en los últimos meses“, informó en Moscú el servicio de portavoz del Kremlin.

Putin y Trump recalcaron que “estos esfuerzos continuarán hasta la derrota definitiva del Estado Islámico“.

Al mismo tiempo, los mandatarios coincidieron en que “el conflicto en Siria no tiene solución militar” y reiteraron que “el arreglo político definitivo al conflicto debe ser hallado en el marco del proceso de Ginebra, de conformidad con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU“.

Los presidentes abordaron la necesidad de disminuir los sufrimientos humanos en Siria e hicieron un llamamiento a todos los países miembros de la ONU a aumentar su aportación para satisfacer las necesidades humanitarias durante los próximos meses“, concluye la declaración conjunta, publicada en la página web del Kremlin.

El portavoz de Putin, Dmitri Peskov, dijo a medios rusos que la declaración, consensuada hoy mismo por el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado estadunidense, Rex Tillerson, fue aprobada por los dos presidentes en un breve encuentro durante la cumbre de la APEC, que se celebra en esta ciudad.