Los abogados de Joaquín “El Chapo” Guzmán en Estados Unidos lograron que autoricen un test psicológico para el mexicano acusado de ser uno de los mayores capos del narco al rededor del mundo, también esperan que le entreguen una Biblia y un diccionario.

“El Chapo”, está encerrado en una cárcel de máxima seguridad, desde enero en Nueva York. Ahí espera juicio por 17 delitos (entre ellos, narcotráfico, lavado de dinero y uso ilegal de armas) y, según su defensa, las medidas de las autoridades han tomado decisiones extremas para evitar que el narcotraficante escape, algo que hizo dos veces cuando fue arrestado en México.

Según el abogado Eduardo Balarezo, su representado no puede tener ni una biblia ni diccionarios, porque podrían contener mensajes ocultos. “No le han dado ni una Biblia porque podría tener algún mensaje secreto. Es estúpido. La biblia fue ordenada a través de Amazon. No sé lo que están buscando”, dijo el abogado.

Joaquín “El Chapo” Guzmán está recluido en una celda de 6 por 3,5 metros y, de acuerdo con su representante está presentando un claro “deterioro mental”. “Lo que él hace en su celda, no puedo decirlo. Sospecho que está muy aburrido, con temperaturas bajas, sin agua, sin sábanas limpias. Es horrible”, mencionó.