Ya estamos inundados de información de que los partidos y sus políticos de siempre se están preparando para dejar sus actuales posiciones para iniciar la batalla electoral.

Recientemente vimos a Miguel Ángel Mancera, a Rafael Moreno Valle y a la “independiente” Margarita Zavala reunirse en un café para planear su futuro. Muestran una unidad tan ficticia que sólo los más inocentes se las podría creer.

El PAN anunció que solicitará un crédito multimillonario para enfrentar los comicios del próximo año, sabiendo muy bien que las elecciones se ganan con dinero y no con propuestas.

El PRD, o más bien la corriente de los Chuchos –que es la única que se muestra unida en ese partido- informó que por ellos no hay problema por unirse al PAN y a Movimiento Ciudadano. A ellos lo único que les importa es subsistir, en el pasado lo hicieron con el gobierno de Enrique Peña, así con quien les garantice vida presupuestal estarán listos para unirse.

Y en el PRI, los notables ya trabajan para fortalecer el dedazo. Ahí actúan como saben hacerlo, lo que diga el Presidente en turno.

En tanto, en MORENA las aguas están tranquilas y en una sola dirección, ahí no hay nada que analizar, su dueño será candidato quiera o no quiera la ciudadanía.

Como vemos, son las mismas mañanas. Es más con lo mismo. No se vislumbra nada nuevo y corremos el peligro de repetir nuestra historia.

Pero sabemos que para cambiar muchas veces basta con decidirlo. No podemos caer en lo que siempre hemos padecido. Llegar al 1º de julio de 2018 con una boleta como la conocemos, lleno de los mismos políticos, será un fracaso ciudadano.

La ley permite candidaturas independientes. Hay muchos ejemplos de que este camino es uno de los más viables para que la ciudadanía recupere el poder. En el mundo hay casos de éxito. En nuestro país ya se registraron personas que sin partido están trabajando por una mejor nación.

También existen esos casos que han pervertido a las candidaturas independientes como el Bronco, que ha mostrado su sangre priista y sin siquiera responderle a los habitantes de Nuevo León, ya emprende el “galope” hacia una candidatura presidencial.

La ciudadanía puede decidir el futuro de México, no aquellos políticos que con un café quieren arreglar su futuro.

Estamos en pleno proceso de recolección de firmas para aquellos que aspiramos a una Candidatura Independiente a la Presidencia, el camino ha sido difícil y ya no me quiero basar en una aplicación tecnológica tramposa que el INE nos otorgó, tampoco en el camino lleno de obstáculos para evitar que lleguemos al poder.

Quiero esta vez recordar que México ha decidido un camino diferente. Hemos iniciado un cambio que no debe de ser detenido por las mañas de siempre de los partidos y los políticos. Superemos la andanada de información que nos saturará en los días y semanas que siguen. El cambio está en uno, firma la historia. La ciudadanía en este 2018 que iniciará en mes y medio, tendrá la palabra.

#JuntosporMéxico

@PedroFerriz

 

COMPARTIR