La estrella argentina se presentó al sorteo del mundial 2018 vestido con una gran corbata de moño amarilla. Fue uno de los encargados de sacar las bolas para definir los grupos del torneo.

En la previa del sorteo del Mundial Diego Maradona llamó la atención con su exótico atuendo. El Diez también habló de su vestimenta, dado que su moño amarillo con la camisa negra no pasó desapercibido. “Me cortaron la luz y no pude combinar”, fue la frase con la que justificó su forma de vestir.

“Este tiene que ser el Mundial de Messi, ojalá que lo gane”, dijo el ex capitán albiceleste, quien llevó al seleccionado nacional a la gloria en la edición disputada enMéxico en 1986.

Muchas estrellas mundiales se congregaron en la ocasión para participar de este evento y allí Maradona se saludó con Pelé y Ronaldinho, entre otros.