Empresarios solicitan al nuevo gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León Carrillo tomar acciones urgentes y necesarias para que disminuya la inflación que propiciaron las “malas decisiones” del antecesor Agustín Carstens, pues el 6.37 ha sido la inflación más alta registrada en los últimos dos sexenios.

Al respecto, el presidente del Consejo Nacional de Organismo Empresariales (COE)Francisco Romero Serrano, consideró que entre los retos que deberá enfrentar el recién nombrado gobernador, está el resolver la volatilidad del mercado cambiario, que se acrecentará debido al proceso electoral que viviremos los mexicanos en el 2018, además de que tendrá que demostrar su independencia con respecto a la toma de decisiones.

Recordaron que la situación económica en el país, no es favorable y preocupa al sector productivo como es que al cierre del tercer trimestre de este año la economía en México registró un decrecimiento del 0.3 por ciento, con respecto al segundo trimestre de este 2017, esto con base en la información que presentó el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) organismo que refirió que  las actividades secundarias tuvieron el mayor retroceso, con un de 0.6 por ciento,  mientras que las terciarias disminuyeron 0.1 por ciento.

En el sector secundario, que comprende toda la labor industrial, las actividades petroleras cayeron 12.2 por ciento, la minería descendió 6.3 por ciento, la construcción bajó 1.4 por ciento y la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final se redujo 0.6 por ciento. El único rubro de las actividades secundarias que no cayó fue el de las industrias manufactureras, que reportó un crecimiento del 3.2 por ciento.

Derivado de este panorama el COE, solicita al gobernador de Banxico disminuir la inflación, así como tomar decisiones importantes en materia económica para que el 2018 se tengan mejores proyecciones y por lo menos una inflación del 4 por ciento.

Cabe recordar que el antecesor de Carstens fue Guillermo Ortiz, quien asumió la gubernatura de BANXICO con una inflación anualizada superior al 15 por ciento (1998) y la dejó en un nivel menor al 4 por ciento (2009).

Ortíz fue criticado por Carstens, quien lo acusó de haber defendido la economía de nuestro país con un “celo excesivo”, política con la cual debió continuar para no dejar los problemas que enfrentará quien llegue al cargo, pues Agustín Carstens reconoció que para el próximo año se esperan retos importantes que se tienen que enfrentar, por ejemplo la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), por lo que se prevé será un 2018 difícil.

COMPARTIR