Una corte de Estados Unidos condenó a 7 años de prisión a Oliver Schmidt, ex ejecutivo de la empresa Volkswagen, por el tema de motores diésel manipulados, los cuales anunciaron que contaminan menos.

Es así que Schmindt se convierte en el segundo condenado por cometer fraude y violación a las leyes medioambientales.

Al exejecutivo se le descuenta el tiempo que pasó en prisión preventiva, ya que había sido detenido en enero pasado, en Miami, y está en prisión desde hace 11 meses; el abogado de Schmidt, David DuMouchel, solicitó una condena de tres años y cuatro meses de cárcel y una multa de 100.000 dólares.

El ciudadano alemán negó en un principio haber estado involucrado en la manipulación de loa motores, sin embargo en agosto pasado se declaró culpable, llegando a un acuerdo con la fiscalía, y así pudo evitar otros cargos en su contra.

Según las acusaciones, Schmindt fue el responsable del área medioambiental de Volkswagen en Estados Unidos, desde febrero de 2012 a marzo de 2015.

El ingeniero James Liang, fue condenado a tres años y cuatro meses de prisión en agosto pasado, y se le estableció una multa de 200 mil dólares.

En total son ochos los acusados de conspiración y fraude a las leyes ambientales de Estados Unidos, por parte de la armadora alemana.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre