Los abogados del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, aceptaron que es casi un hecho que su cliente pase los festejos de fin de año en México.

Luego de que el caso de Borge Angulo, quien fue detenido en Panamá en junio,  pasó a manos del presidente panameño Juan Carlos Varela y de la vicepresidenta Isabel de Saint Malo de Alvarado, el Pleno de la Corte Suprema de Justicia resolvió su extradición de forma unánime.

La defensa señaló que sólo esperaba a que la Corte fallara los recursos legales y que el Ministerio de Relaciones Exteriores tuviera en sus manos el caso para presentar su desistimiento y externar oficialmente la voluntad de su cliente de ser extraditado.

El exmandatario deberá enfrentar en México cuatro causas penales, una del fuero federal por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita y tres del fueron común, aprovechamiento ilícito del poder, desempeño irregular de la función pública y peculado.

Apenas el lunes el magistrado Jerónimo Mejía resolvió el incidente de objeciones contra la resolución del Ministerio de Relaciones Exteriores, permitiendo la extradición del exgobernador.

Cabe recordar que la renuncia de Borge Angulo a interponer otro recurso jurídico para frenar el proceso de extradición se da luego de denunciar que sufría un trato “infrahumano” en la prisión La Chirola, donde se encuentra recluido.