Para 2018, año en el que habrá comicios presidenciales, el Instituto Nacional Electoral (INE) erogará un total de 129.3 millones de pesos en concepto de salarios para 94 asesores de sus altos mandos.

Dicho pago será costeado por el propio INE; los asesores son para el consejero presidente, Lorenzo Córdova; el secretario ejecutivo, Edmundo Jacobo, y los restantes 10 consejeros electorales.

Según el diario 24 Horas, los salarios de asesores irán de los 668 mil a los 3.4 millones de pesos anuales.

En tanto, mencionó el rotativo, el asesor mejor pagado será Luis Emilio Jiménez Cacho, coordinador de asesores de Lorenzo Córdova Vianello, con un ingreso anual de 3.4 millones de pesos, similar al de cada uno de los 19 titulares de dependencias del gobierno federal.

Por su parte, con percepciones de 2.3 millones de pesos, destacan Emilio Buendía Díaz, Noé Roberto Castellanos, Silvia Araceli de Luna y Julio Vicente Juárez, también asesores de Córdova Vianello.

Dicho ingreso es superior al de los gobernadores de las 31 entidades federativas y el jefe de gobierno de la Ciudad de México.

En días recientes, la Cámara de Diputados recortó 800 millones de pesos al presupuesto global del INE, esto no impactó en salarios de altos mandos, sino a aspectos como la compra de materiales y útiles de oficina, viáticos nacionales para servidores públicos en el desempeño de funciones oficiales, combustibles, lubricantes y aditivos para vehículos, así como mobiliario.

Varios estos rubros están relacionados con el proceso electoral de 2018.