Corea del Norte aseguró que la nueva ronda de sanciones de la ONU en su contra es “un acto de guerra”, y dijo que Estados Unidos y los otros países que apoyaron las estrictas medidas pagarán un alto precio.

La semana pasada, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó de forma unánime sanciones promovidas por Estados Unidos contra Corea del Norte en respuesta a su prueba de un misil balístico intercontinental que realizó en noviembre.

El Consejo autoriza a sus miembros a inspeccionar, decomisar y confiscar cualquier navío que se encuentre en sus aguas territoriales entregando dichos materiales prohibidos.