En vacaciones de fin de año los niños son susceptibles a los cambios de clima y a la ingesta de alimentos en mal estado esto puede provocar problemas gastrointestinales en menores de edad.

En estas fechas debes estar consciente que las vacaciones de fin de año coinciden con la llegada de las temperaturas más altas al país, lo cual contribuye a la aparición de los virus que producen la infección gastrointestinal, especialmente el rotavirus.

 

La gastroenteritis es la inflamación de la mucosa del estómago, que se denomina gastritis, mientras que la de los intestinos se conoce como enteritis. Cuando son ambos órganos los afectados se produce una gastroenteritis.

Para poder detectar los síntomas en los niños son:

  • – Vómitos o náuseas.
  • – Diarrea.
  • – Dolor de estómago.
  • –Fiebre.

Pero lo mejor lograr prevenir de esta enfermedad siguiendo estas indicaciones.

1.- Vacunación:

  • Es importante que tus hijos sean vacunados ya que es realmente eficaz contra el llamado Rotavirus, que es el principal responsable de que aparezca la gastroenteritis.

2.- Una alimentación adecuada:

  • No podemos pasar por alto el hecho de que es básico que se sigan unas pautas concretas en cuanto a la alimentación de los pequeños. Con esto a lo que nos referimos es a que los productos que ingieran estén en las mejores condiciones posibles y esto se puede hacer de la siguiente forma:
  1. Poner hincapié en que tanto las verduras como las frutas que tomen los niños estén convenientemente lavadas y desinfectadas antes de ser utilizadas.
  2. Es importante que cualquier alimento que se vaya a tomar por parte del menor es imprescindible que se haya conservado de la manera correcta y que haya estado refrigerado a la temperatura idónea.