Si tomas antiácidos seguido y sin receta médica, deberás tener cuidado ya que especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), advierten que consumirlos en exceso por mucho tiempo, eleva el riesgo de osteoporosisfracturas y problemas renales.

José Luis García Arcadia, director del Hospital General Subzona (HGSZ), del IMSS en Tecate, explica que el 25% de la población mexicana ingiere al menos una vez a la semana antiácidos, generalmente sin prescripción médica.

De acuerdo con García, los antiácidos son medicamentos seguros, pero solo son sintomáticos; es decir, no curan, su efecto dura poco, y quienes los toman con frecuencia, pueden acarrear problemas.

Especialista afirman que las comidas abundantes y apresuradas, los abusos en el consumo de café, tabaco, refrescos y bebidas alcohólicas, así como de alimentos excesivamente condimentados, picantes y grasosos, conllevan a un elevado consumo de antiácidos.

Estos malos hábitos alimenticios han disparado los casos de personas con acidez intermitente, lo que ha convertido a este problema en una de las causas de atención médica más comunes.

Además, los antiácidos generalmente ocasionan efectos secundarios como dolores de cabeza, náusea, estreñimiento o diarrea.

¿Qué es un antiácido?

Un antiácido es una sustancia que actúa en el cuerpo, específicamente en el sistema digestivo, para aplacar las propiedades ácidas de los jugos gástricos que se encuentran en el estómago, se hacen presentes en el individuo una vez haya terminado de comer algún alimento que hace que estos jugos sean más potentes para poder realizar el proceso normal de digestión.

Recomendaciones para evitar los antiácidos

  • Sal a caminar

Caminar de 10 a 15 minutos después de comer es la mejor estrategia para eliminar la acidez estomacal en sus primeras etapas, pues el movimiento ayuda a la digestión, lo que hará que tu estómago se vacíe más rápido en comparación a si te quedas sentado.

  • Duerme del lado izquierdo

La postura al dormir puede ser otra de las causas del reflujo y la acidez estomacal, para evitarlo, los expertos sugieren dormir sobre el lado izquierdo.

  • Desabróchate el cinturón

La ropa puede crear una presión innecesaria en tu estómago, incluso el cinturón puede cambiar tu presión abdominal. Lo mejor es que uses ropa más cómoda y no aprietes tanto el cinturón.

  • Evita entrenar

Si sientes molestias por acidez, debes evitar hacer ejercicio, ya que existe una condición llamada reflujo inducido por el ejercicio, que se produce cuando un entrenamiento produce acidez, la razón es que al ejercitarte, tu estómago lleno puede empujar la comida y el ácido hacia abajo, por lo que deberás reprogramar tu sesión de entrenamiento y optar por un paseo tranquilo.

FOTOEspecial
COMPARTIR