El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, condenó los hechos que se suscitaron ayer en Coyoacán, donde se dio un enfrentamiento en el marco de un mitin que realizaba Claudia Sheinbaum, candidata del partido Morena al gobierno capitalino.

Dijo que es lamentable que en un evento político se llegue a este grado de violencia y expuso que “no vamos a permitir que haya impunidad y si hay personas identificadas, vamos a actuar con toda energía. Si son servidores públicos, obviamente la gravedad de la conducta es mayor, que no se tengan dudas”.

Mancera Espinosa dejó claro que “el llamado debe ser a mantener la tranquilidad. Que se sepa que va a haber consecuencias. Nosotros no vamos a ser tapadera de nadie. Quien haya tomado la determinación de llegar a la violencia tendrá que responder por ello”.

Estableció que el secretario de Seguridad, Hiram Almeida y Sheinbaum hablaron por teléfono ayer y quedaron en que sostendrán conversaciones previas antes de un evento, y asentó que ya se hizo contacto con el reportero del periódico La Jornada, Ángel Bolaños, quien resultó herido.

Enviamos al MP para que tomara su declaración; enviamos al médico legista y obviamente se le seguirá un protocolo por la función misma que realiza”, destacó el mandatario.

En el Antiguo Ayuntamiento, describió los hechos como un riña colectiva en donde agredieron -así lo señala la denuncia con que se cuenta- a trabajadores de los medios de comunicación.

Mancera informó que la Procuraduría General de Justicia (PGJ-CDMX) inició una carpeta de investigación derivada de los hechos en Coyoacán. “Sabemos, por dichos de los militantes de Morena, que tienen identificadas a personas y que cuentan con pruebas.

En cuanto nosotros tengamos esto acreditado, conforme a las nuevas reglas del sistema acusatorio, que lleva sus tiempos y otro tipo de pasos distintos a los que se tenían antes, estaremos haciendo uso del ejercicio de la acción penal“, subrayó.

El mandatario capitalino aseguró que estos hechos han sido muy focalizados.

Invitaría a que se sigan los protocolos que ya se conocen; enviar el documento a la delegación, para que nosotros tengamos ese respaldo también de que fue notificada la demarcación de que trate.

Luego, en un caso como este, en donde se iba a hacer presencia en un lugar donde ya hubo un brote de violencia, se tenga una comunicación previa. Ese fue el acuerdo al que se llegó”, dijo.

Mancera Espinosa mencionó que expresamente se les pidió que no sean granaderos; no obstante, el control de mítines para poder garantizar la seguridad, tiene que hacerse con los protocolos de controles masivos.