Todas las personas necesitamos de vitaminas para gozar de una buena salud, pero para esto es necesario saber cuándo es que nuestro cuerpo pide de ellas y cuáles son las que más necesitamos.

Patricia Graham, especialista de medicina interna del Centro Médico de la Universidad Rush, explica  “Hay muchos signos reveladores de deficiencias de vitaminas y minerales, pero la buena noticia es que a menudo, si se toman medidas para abordar la deficiencia, los síntomas mejorarán o desaparecerán por completo”.

Algunas de las señales para saber qué vitaminas nos hacen falta son los siguientes:

Pérdida de cabello severa. Es normal perder cerca de 100 cabellos al día, pero cuando estos se caen juntos o los encuentras en la almohada o al ducharte, debes acudir a un especialista de inmediato.

Podría ser un signo de problemas más grandes, como niveles bajos de hierro, que afectan su energía o enfermedad de la tiroides, lo que podría ocasionar un aumento de peso o una pérdida de peso repentino e inexplicable.

Si sus niveles de hierro son bajos, también es posible que siempre sienta frío, dolores de cabeza y mareos frecuentes.

Para revertir la falta de hierro, existen medicamentos que debe tomar. La cantidad diaria recomendada es de 8 mg para los hombres mayores de 18 años y 18 mg para las mujeres. También puede incrementar el consumo de alimentos como frijoles y espinacas.

  • Perdida de equilibrio y estreñimiento. Si además de este síntoma presentas problemas de piel seca, ardor en pies y lengua, es probable que tengas deficiencia de vitamina B12. Esta es esencial en la producción de hemoglobina que ayuda al cuerpo a recibir el oxígeno suficiente a través de la sangre.

La vitamina es necesaria para que una variedad de sistemas, como el tracto digestivo, funcione correctamente.

Tomar suplementos de B12 traerá de vuelta y mantendrá niveles adecuados de B12. Explicó Graham “el cuerpo no crea B12 por sí mismo”.

  • Las heridas tardan en sanar.Es más notorio en las encías, si estas sangran con el cepillado o al usar hilo dental, es posible que tengas deficiencia de vitamina C. Esta ayuda a sanar las células y cerrar las heridas, también es  un importante antiinflamatorio y como antioxidante.

Para aumentar la vitamina C en el cuerpo es importante que deje de fumar, pues el cigarro impide absorber esta vitamina.

Además consuma frutas como kiwi, los pimientos rojos y, por supuesto, las naranjas. Los adultos sanos deben recibir 60 mg de vitamina C por día.

  • Dolor de huesos. Los huesos suelen doler cuando no hay en el cuerpo suficiente vitamina D. Un adulto sano debe consumir en promedio 60 UI de ella, los alimentos ricos en vitamina D incluyen salmón, arenque, sardinas, atún enlatado, ostras, camarones y champiñones. O bien, elija leche de vaca, leche de soya, jugo de naranja, avena y cereales fortificados con vitamina D.

Exponerse al sol por 10 minutos también ayuda a incrementar esta vitamina en el cuerpo.

  • Latidos del corazón irregulares. La especialista explicó que “el calcio regula los latidos de su corazón, así que una deficiencia podría causar una arritmia o latidos cardíacos irregulares e incluso provocar dolores en el pecho”. Además suele ocasionar calambres musculares y fracturas óseas.

Los alimentos ricos en calcio incluyen salmón y sardinas, brócoli. Y, por supuesto, productos lácteos, incluida la leche descremada y el yogurt descremado o sin grasa.

  • Deterioro en visión nocturna.Si no ingiere suficiente vitamina A, su visión nocturna y la nitidez de su vista podrían deteriorarse con el tiempo.

La especialista explica que “la falta de vitamina A causa que la córnea se seque y que los ojos se vuelvan turbios y puedan provocar la pérdida de la visión”.

Una dieta rica en vitamina A, incluye leche, huevos, mangos, chícharos de ojo negro, camotes y chabacanos.