Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dieron de alta a un hombre para recuperarse de una operación en la que supuestamente le habían extirpado un riñón y tumor, tras presentarse con fuertes dolores. Aunque en realidad sólo realizaron una biopsia, por lo que el paciente no tuvo mejora.

Ahora, personal del Seguro Social, ha declarado al afectado como desahuciado, negándose a atenderlo.

Carlos Olvera González, acudió a la clínica de la zona Coacalco, donde los médicos le diagnosticaron un tumor renal, por lo que, supuestamente, le extrajeron el riñón; después de este procedimiento le notificaron que se recuperaría, así que a los pocos días lo dieron de alta. A pesar de ello, los malestares continuaron, por lo Carlos tuvo que asistir de nuevo al hospital de urgencia, siendo admitido en el Centro Médico Nacional La Raza.

Allí, después de realizar diversos exámenes, incluido una tomografía, la familia descubrió la verdad: el derechohabiente todavía tenía el órgano dañado y el tumor intacto, pues jamás habían sido extirpados.

“Fue todo un engaño, nos dijeron que ya le habían retirado el riñón, pero únicamente para darnos el alta. Pasaron 15 días y nosotros creíamos que ya estaba en el proceso de convalecencia, cuando todavía tiene el tumor creciéndole adentro”, denunció Gloria Juárez, la esposa del afectado.

“Pudimos buscar la atención requerida, ver opciones de tratamiento, de haber sabido que todavía tenía el tumor. De no haberse agravado, ¿quién sabe cuánto tiempo habría pasado?”.

Tras la supuesta cirugía, Carlos presenta dolores intensos, dificultad para respirar, abdomen inflamado y espasmos en el diafragma, a pesar de ello, los médicos de La Raza, informaron a sus familiares que será dado de alta.

“Lo que quieren es sacarlo del hospital, para que después tengamos que iniciar todo el proceso para pedirle una cirugía, y que nos digan que no es operable o que retrasen el procedimiento, cuando tenemos la hoja de alta en donde se señala que el tumor y riñón ya habían sido extirpados”, dijo Gloria.

¿Qué es una operación de riñón?

La extirpación del riñón o nefrectomía es la cirugía para extraer un riñón completo o solo parte del él. Puede significar:

  • Extirpar parte de un riñón (nefrectomía parcial).
  • Extirpar un riñón completo (nefrectomía simple).
  • Extirpar un riñón completo, la grasa circundante y la glándula suprarrenal (nefrectomía radical). En estos casos, los ganglios linfáticos cercanos también se extirpan.

Esta cirugía se hace en el hospital mientras usted está dormido y sin dolor (anestesia general). El procedimiento puede durar 3 o más horas.