La Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó tres denuncias penales ante la PGR, por malos manejos de casi 540 millones de pesos que Sedesol realizó en 2015, año en el que Rosario Robles y el precandidato a la presidencia por el PRI, José Antonio Meade estuvieron al frente.

Según datos de la investigación “La Estafa Maestra”, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) entregó el dinero mediante convenios a tres universidades para que realizaran ciertos servicios, sin embargo, no se tiene claro dónde quedo.

Las instituciones involucradas son la Universidad Intercultural del Estado de México, a la Universidad Politécnica de Chiapas y a la Universidad Tecnológica Nezahualcóyotl del Estado de México.

La Universidad Intercultural del Estado de México recibió por parte directa de la dependencia -cuando Robles estaba a cargo- 124 millones de pesos para realizar cuestionarios y localizar a personas en extrema pobreza alimentaria en el país.

Sin embargo, la universidad pagó 61.2 millones de pesos para subcontratar a dos empresas por este servicio, y los otros 62.8 millones se desconoce su paradero.

Durante la gestión de Robles y Meade en Sedesol se firmaron dos convenios de 200 millones cada uno con la universidad en Chiapas, un total de 400 millones de peso para supervisar comedores comunitarios.

La dependencia desconoció haber proporcionado este dinero, pero la universidad entregó la documentación de los convenios a la ASF.

En el caso de la universidad en Nezahualcóyotl, Sedesol entregó más de 15 millones para proyectos relacionados con la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Sin embargo, la institución federal encabezada ese año por Robles y Meade no cuenta con algún documento que corrobore el cumplimiento del contrato.