El futbol, como todo en esta vida, se va modernizando, un equipo ya no sólo vive de lo que paga la gente para ir a ver sus partidos, desde hace mucho tiempo el principal ingreso es la venta de los derechos televisivos, pero ahora con la globalización, un ingreso muy importante para los clubes es la mercadotecnia deportivo alrededor del club, a qué me refiero, a la venta global de cualquier cosa del equipo por diferentes plataformas, ya sea en tiendas establecidas o en plataformas de internet.

Y por eso, o más bien, para lograr ese objetivo, el futbol tiene que estar siempre en boca de todos y el equipo tiene que ganar, ganar y ganar. Es muy común que si un equipo grande quiere conquistar un mercado nuevo contrata a un jugador de esa nacionalidad, como James Rodríguez cuando fichó por el Real Madrid, esa contratación fue un verdadero “boom” en Colombia y las ventas por la playera blanca de ese jugador se fueron a las nubes, al igual que los derechos televisivos de la Liga Española en Colombia.

Ahora las ligas europeas están entrando poco a poco al mercado asiático, lo cual les dará más de 500 millones de posibles clientes, una expansión que otorgará a los equipos que se sepan mover bien millones y millones de euros en ventas. ¿Se han fijado que estamos hablando del futuro del futbol sin hablar de futbol? Pues es eso, el futbol es un deporte, pero poco a poco irá perdiendo esa categoría y entrará en la del espectáculo.

 

 

COMPARTIR