Mark Zuckerberg dijo que el último cambio en Facebook haría que el tiempo de los usuarios en el sitio web sea más “valioso”. Pero para el creador del gigante de las redes sociales, está resultando muy costoso.

A sus 33 años vio su fortuna caer $ 3,3 mil millones de délares, después de que se hicieran públicos los planes para cambiar el algoritmo del News Feed hacia un contenido de familiares y amigos, a expensas del material de medios de comunicación y empresas.

Las acciones de Facebook, con sede en California, cayeron un 4,5 por ciento el viernes en Nueva York, reduciendo la fortuna de Zuckerberg a $ 74 mil millones en el Bloomberg Billionaires Index.

La caída eliminó gran parte de los 4.500 millones de dólares que Zuckerberg había agregado este 2017 y además perdió su lugar como la cuarta persona más rica del mundo, ante el multimillonario minorista español Amancio Ortega.

El cambio anunciado se hace en base a las imprecisiones de información, donde se dio prioridad a lo noticioso por sobre lo familiar, que era la idea original. Pese a lo dicho por Facebook, las pautas publicitarias que ya están pagas, se mantienen en su posición.

Facebook ha sido un importante motor en una competencia tecnológica que ha impulsado máximos históricos. Los analistas esperan que sus ingresos en promedio hayan aumentado un 45 por ciento en 2017, un logro excepcional para una empresa de su tamaño.