El presidente Enrique Peña Nieto señaló que a pesar de los avances económicos en el país, la pobreza es uno de los mayores retos, ya que es “el origen de muchos de los problemas que enfrentamos como sociedad”.

Si bien las cifras indican que el país va por buen camino, se debe recordar que la estabilidad económica, la implementación de las reformas y el acceso a la tecnología son sólo un medio para lograr un mayor nivel de desarrollo, señaló durante la 22 Conferencia Latinoamericana de Banco Santander.

Reconoció que si algo caracteriza a los países de América Latina es la desigualdad social, y aunque el porcentaje de personas viviendo en pobreza es muy alto, los avances de su administración marcan la ruta para superar este desafío.

También destacó que, de acuerdo a la medición que realiza el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), las carencias se encuentran en su mínimo histórico.

Dijo que el testimonio sobre la forma en que el país se ha transformando es la materialización de los cambios estructurales que permiten ver un futuro promisorio, y que México tiene resultados económicos favorables, con creación de empleos, atracción de inversiones e incremento en el comercio internacional.

Acompañado por los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo, y de Hacienda, José Antonio González Anaya, reconoció que el crecimiento sigue siendo menor al deseado, aunque continúa constante y supera al de las dos administraciones anteriores.

Previo a inaugurar este foro con la presencia de los directivos de esta institución financiera, Peña Nieto expuso que hoy el crecimiento de México es 120 por ciento mayor de hace dos administraciones y 85 por ciento mayor al del sexenio anterior.

Añadió que a pesar del repunte en la inflación durante 2017, el crecimiento anual promedio de los precios es más bajo que el de los últimos siete sexenios, gracias a la estrategia para que el gobierno no gaste más de lo que puede pagar, que la banca cuide de los ahorros que le son confiados, y que el aumento en los precios no fue generalizado ni permanente.

El jefe del Ejecutivo federal reconoció la inversión comprometida en telecomunicaciones y energéticos, la cual suma casi 100 mil millones de dólares, además de que gracias a la transformación del sistema financiero, de 2012 a 2015, casi 13 millones de personas se incorporaron a este modelo formal.

La reforma financiera fue diseñada para que el crédito se extendiera a más personas, a fin de que haya más competencia entre instituciones financieras, y que los usuarios de la banca tengan mayores beneficios, precisó.

El presidente destacó que de 2103 a 2017, las tasas de interés para créditos personales disminuyeron 13 por ciento, consecuencia de la reforma y la competencia entre instituciones financieras.

Sin dejar de reconocer que aún existen importantes desafíos, esas cifras nos indican que vamos por el camino correcto“, dijo el Presidente de la República al hacer un llamado para que los esfuerzos del sector privado se encaminen a otorgar mayores oportunidades de desarrollo a la sociedad, pues “la igualdad se logra a través de la generación de mayor riqueza para todos”.