Hiram Almeida, secretario de Seguridad Pública (SSP), dijo que el estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Marco Antonio Sánchez Flores, no fue desaparición forzada, pues saló por su propio pie del juzgado de Tlalnepantla después de ser liberado.

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, señaló ante la prensa que “el gobierno de la Ciudad de México entiende la indignación de que un joven podría haber sido objeto de una detención arbitraria o de una desaparición forzada. Entendemos la indignación de la sociedad y la compartimos. Nos sumamos a ella en cualquier caso que así hubiera sucedido”.

Además Mancera dijo que más de 100 policías capitalinos, una Alerta Amber y un operativo montado por las autoridades, se están llevando a cabo para localizar a Marco Antonio.

 

 

Cabe recordar que el 23 de enero pasado Sánchez Flores tomaba fotos de un mural en el Metrobús Rosario, cuando policías capitalinos lo detuvieron por supuestamente robar un celular, aseguró un amigo de Marco que presenció los hechos.

Cinco días posteriores a esto, no se supo nada del estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria ocho de la UNAM, hasta que sus padre pudieron identificarlo en un video que captó una cámara de seguridad del Estado de México.

“El 25 de enero  se tuvo conocimiento de que el día 23 del mismo mes y año se llevó a cabo la detención del joven en las inmediaciones de la colonia El Rosario por parte de elementos de la SSP de la Ciudad de México sin que la persona hubiera sido puesto a disposición de la autoridad competente; tras los hechos, el Área de Asuntos Internos inició con la investigación y se dio inicio a una investigación en CAPEA y una más en Antisecuestros. Se le dio acompañamiento permanente al menor desaparecido”, aseguró el jefe de Gobierno.

También se dijo que los policías implicados en la detención se presentaron a declarar, y fueron llevados en calidad de custodia provisional, pues al no encontrar a la parte denunciante ni al reporte inicial, permitieron que el menor de edad se retirara de las inmediaciones de El Rosario.