El 17 de marzo de 1984, Michael Joyce y Linda Joyce se casaron por primera vez en New Plymouth, Escocia. Desde entonces, estas tres décadas han estado llenas de amor incondicional, aun cuando a él le diagnosticaron alzhéimer y comenzó a olvidar los recuerdos de la historia de los dos.

En medio de olvidos, Michael de 68 años de edad, se levantó un día sin recordar que estaba casado hace 34 años con su esposa. Y en una efusiva muestra de cariño, le propuso a Linda que se casaran.

Ella, emocionada y extrañada, le respondió que sí, creyendo que al otro día no recordaría la propuesta. Pero Michael lo tuvo presente toda una semana hasta la boda.

Su esposa a la mañana siguiente le  dijo “entonces, ¿cuándo vamos a hacerlo?”.

Fue milagroso. Lo recordó todos los días durante una semana. El alzhéimer lo había vuelto tan olvidadizo, así que realmente me sorprendió”, dijo Linda.

Linda publicó en sus redes sociales la historia en busca de voluntarios que la ayudaran a hacer realidad la ceremonia y entonces una persona se ofreció para casarlos, surgió una oferta de peluquero y el fotógrafo Desmon Downs, que captó cada momento con su cámara.

Finalmente, la semana pasada, Linda y Michael renovaron sus votos matrimoniales en una ceremonia en el Lago Hamilton rodeados de sus amigos. No tienen hijos y desde 2010 le fue diagnosticada la enfermedad a Michael.

“Cuando tuve que repetir mis votos, me emocioné mucho y se me rompió la voz. Dije que iba a amarlo y honrarlo a través de la enfermedad y la salud, hasta que la muerte nos separe, y esa es la parte que me ahogó. Ha sido muy difícil física y emocionalmente. Siempre has tenido este compañero con el que compartiste todo. Toma de decisiones … No tengo eso con Michael. Tengo que tomar todas las decisiones para nosotros dos porque él no tiene la capacidad de comunicarse verbalmente. Ya no hay conversaciones entre nosotros”, comentó Linda.