Una bebé de ocho meses fue violada en la India. El presunto agresor habría sido su primo de 28 años, que estaba encargado de cuidarla.

Al regresar la madre, descubrió que su bebé estaba sangrando mucho”

Al llamar a la policía y al  ser detenido el sospechoso, confesó haber agredido sexualmente a la menor.

En la India, toda agresión penetrante es calificada como violación y cuando este delito se comete contra un menor la pena máxima es cadena perpetua.

La víctima fue sometida a una operación de tres horas y se encuentra en condición estable.