Que un billete falso caiga en manos de un usuario es cuestión de tiempo, según refieren las estadísticas del Banco de México (Banxico).

El órgano que marca la política monetaria del país muestra en su Sistema de Información Económica que por cada millón de piezas circularon 64 billetes falsos.

Esto significa que por cada 15 mil 625 piezas en movimiento una era falsa.

La denominación con el mayor número de apócrifos fue el billete de 200 pesos, con una proporción de 100 falsos por cada millón en circulación.

La segunda denominación más falsificada es la de 100 pesos. El seguimiento de Banxico indica que en 2017 se captaron 85 no auténticos por cada millón que se movió en el sistema financiero.

De 500 pesos la captación por cada millón de billetes fue de 72 falsos y 71 en el caso de la denominación de mil pesos.

Los billetes de 50 y 20 pesos muestran el menor índice de falsificación, de acuerdo con la información de billetes y monedas de Banxico.

En el caso de los billetes de 50 pesos por cada millón piezas en movimiento el Banco Central detectó 13 artificiales y de 20 pesos la incidencia fue de 0.5.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) si se detecta dinero falso en un cajero automático es necesario acudir a la institución bancaria donde se recibió en un plazo no mayor a cinco días.

Si se comprueba que el billete salió del cajero del banco en cuestión, se reembolsará, pero si no puede acreditarse la reclamación queda como improcedente.