Sobre todo, para aquellos elementos que militan en la Liga MX; el exestratega del “Tri” criticó el accionar de la escuadra nacional ante su similar de Bosnia

Fortalecer el funcionamiento y dar mayor oportunidad a jugadores mexicanos que participan en la Liga MX, es el trabajo que le falta realizar a Juan Carlos Osorio, director técnico de la Selección Mexicana para generar un “trabuco”, así lo consideró el exfutbolista, el exestratega del “Tri” y comentarista deportivo, Manuel Lapuente Díaz.

A cinco meses de celebrarse el Mundial de Rusia 2018, el experimentado entrenador señaló que en el actuar de la selección nacional ante Bosnia se critica el funcionamiento del conjunto Azteca, pero reconoció que el timonel nacional sólo tuvo tres días para poner a funcionar a la selección, por lo que se notó la falta de trabajo y cohesión del representativo.

Lapuente Díaz reprochó que Osorio no exija a los jugadores mexicanos que participan en la Liga MX para realizar concentraciones semanales, lo que le permitiría tener un mayor control del equipo y sobre todo poder detectar qué jugadores podrían tener un cambio de posición que le permita mayor darle mayor juego al “Tri”.

Él considera otros puestos, que no necesariamente está mal, no se olviden cuando Mejía Barón formó la selección y metió a Ramón Ramírez que era medio y él lo metió de lateral izquierdo, decían que locura, pero ha sido el mejor. Cuando cambió de lado a Cuauhtémoc Blanco se le criticó, pero hubo funcionamiento porque había un trabajo previo, yo no sé si Osorio no quiera, no se le permitan los presidentes o ni siquiera lo ha investigado, pero debe haber este trabajo”.

Expresó que si el 23 de marzo ya se tiene programado un duelo amistoso ante Islandia tendría que iniciarse un proceso de integración con los jugadores que militan en la Liga MX y conformar un verdadero “trabuco”, lo que, a su vez, fortalecería el trabajo y permitiría mayor competencia y exigencia a los jugadores que juegan en el extranjero.

 

“Porque no trabaja con los de la Liga MX, porque no los trabaja, los puede requerir desde el domingo a miércoles por semana, así tendría un plantel calificado, dirigido a su antojo. Con 21 días puede ponerlos en los puestos que a él se le ocurra, pueden ser garbanzos de a libra, pero esto es con trabajo. Debe juntarlos, armar un verdadero trabuco y los que vienen de fuera tendrán que competir”.

Lapuente, quien logró conseguir la Copa Confederaciones al mando de la Selección Mexicana en 1999, lamentó que el técnico colombiano no mantenga los “pies en la tierra” y siga generando ilusiones entre los aficionados mexicanos, a quienes les ha dicho “por qué no pensar en el campeonato”.

“El técnico no está viendo la cara, qué necesidad hay. Al jugador debe decirle que, si tiene que ir por todo, pero a la gente, debe decirle que estemos tranquilos, que van a luchar, yo no sé si sea soberbia, pero son muchos cuentos”.

Expresó que esta selección no ha ganado nada, sólo la calificación al Mundial, pero se dejó mucho que desear en Copa Oro y Copa América donde sucumbió ante Chile. “Si va a ser este tipo de pruebas a la hora del mundial, estamos acabados, yo soy entrenador y no veo el tipo de entrenamiento que se debería de tener”.

Apoyo a Fuerzas Básicas

En otro orden de ideas, el actual comentarista deportivo para una importante cadena de televisión señaló que se debe fortalecer el apoyo a las fuerzas básicas ya que con las nuevas reglas de la Federación Mexicana de Futbol se “cerró las puertas al talento mexicano”.

“Hay cantera de sobra y ese modo de vida nos lo han quitado, no se ve posibilidades de que crezcan porque hoy es todo económico”, agrego que, si no se tiene una buena casa club, ofrecimiento de estudios, alimentación ya no les interesa estar aquí ya que buscan emigrar a Europa y sólo manda a jugadores que apenas están en crecimiento.

Agregó que, si se tuvieran extranjeros de calidad, el sacrificio sería necesario pero los extranjeros que hoy están aquí no permiten elevar el nivel del fútbol mexicano.

Quiere regresar a las canchas

El deseo de volver a las canchas sigue intacto para el entrenador poblano, aunque por el momento no ha tenido la oportunidad de recibir el llamado, “a mi si me interesa seguir dirigiendo, o estar en algún cargo directivo estar en un equipo profesional, todo el trabajo que hago está dedicado al futbol”.

Asimismo, se mostró contento con el paso de club poblano, en donde aseguró ahora si se está dejando trabajar al entrenador y se nota con el buen desempeño de la escuadra.

“Fue fundamental el cambio de dueños, los anteriores querían hacerla de presidente, técnicos, creo que hasta de utileros y así no se puede funcionar, no se dieron cuenta, yo por eso tuve que renunciar a mi Puebla, tuve que hacerlo porque no podía darle al público lo que quería, me quitaban a los jugadores sin estar enterado y eso no puede suceder, cuando llega una directiva seria, que deja trabajar al técnico serio, el trabajo se nota”.

Lapuente dirigió a México en el mundial de Francia 1998, donde venció a Corea en su duelo de apertura e igualó ante Bélgica y Holanda durante la primera fase. Cayendo en octavos de final 2-1 ante Alemania. Fue campeón de la Copa FIFA Confederaciones 1999 celebrada en territorio mexicano, competición que culmino con el título para el Tri al vencer por 4-3 a Brasil en el Estadio Azteca con gran noche de Cuauhtémoc Blanco y del entonces joven Miguel Ángel Zepeda.