Hay lugares en Pachuca que parecen olvidados. Rincones en donde el tiempo parece no transcurrir, donde parece que no hay ley ni normas, un mini reino de anarquía que contrasta con la descomunal sociedad ordenada.

FOTOOmar Rodríguez/Síntesis
COMPARTIR