Podría parecer que la vida de un perro es fácil, pero cuando vives en la calle y a veces no tienes que comer cambia todo este mito. ¿Qué pensaría un perro callejero si pudiera hablar?

COMPARTIR