Tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, diversas personas afectadas descubrieron que las aseguradoras no cubrirían los estragos de la forma en que creían.

Mario di Constanzo, titular de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), declaró para El Universal que “el seguro de daños asociado a un crédito hipotecario no cumple con la naturaleza o el espíritu de un verdadero seguro de daños”.

De acuerdo con datos de la dependencia, con corte al 1 de febrero, asesoraron a 991 personas, de las cuales 712 son casos en los que para hacer válida las pólizas, las aseguradores solicitaron requisitos como sacar de entre edificios colapsados los bienes dañados o cubrir sólo “de la puerta hacia dentro”.

A pesar de ello, sólo 295 casos se convirtieron en queja formal y fueron turnados a la Asociación Mexicana de Industrias de Seguros (AMIS).

Di Constanzo detalló que el seguro de daños “no es sobre las propiedades, sino sobre el valor de construcción… no abarca cimientos, terreno ni áreas comunes”.

Finalmente, las aseguradoras con mayor número de quejas fueron: BBVA Bancomer, Zurich Santander, Banamex, Banorte, Grupo Nacional Provincial, Axa Seguros y Seguros Atlas.