En la isla San José Nepomuceno en Baja California Sur, al menos 20 delfines murieron y más de 34 fueron devueltos al mar posteriormente a quedar varados en la playa.

Autoridades medioambientales recibieron la noticia de que un grupo de delfines estaban varados por causas desconocidas en Salinita, playa de la isla mencionada.

Efe Carla Ballines, coordinadora de osteología del Museo de la Ballena de la Paz, dio a conocer que los restos fueron llevados a otra playa para ser enterrados, analizando junto con las autoridades del museo cuales pueden ser integrados a su inventario de esqueletos de mamíferos marinos.

El biólogo mexicano Irám González, confirmó a Efe el número de delfines involucrados en este fenómeno del cual, sostuvo, “no conocemos las causas”.

Confirmó que los delfines conformaban un grupo muy diverso en cuanto a la edad, ya que se detectaron crías, hembras, ejemplares jóvenes y machos.