Ante la inconformidad de priístas por el proceso de selección de candidatos, José Antonio Meade dio espaldarazo al presidente del partido tricolor, Enrique Ochoa Reza, y aseguró que no se deslinda del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

En este contexto, se refirió a que a otros partidos han tenido un mayor saldo negativo en su vida interna y, en el caso del PAN, éxodo.

“Uno puede evaluar la gestión del presidente del partido de diferentes formas y que tenemos además la posibilidad de contrastarlas con otras expresiones y con otras gestiones”, dijo en entrevista.

En términos generales, agregó, lo que hemos visto en el procesamiento de las candidaturas es, por un lado, un gran entusiasmo de participar y, por otro, un esfuerzo de generosidad en quienes militan en las diferentes expresiones de quienes integran la coalición.

“Y podemos contrastarlo con la gestión de otros presidentes de partido. Y lo que vemos cuando contrastamos la del PRI con la del PAN es una gestión en donde de este lado hay emoción, con las dificultades naturales de procesar las campañas, hay unidad y generosidad”.

Del otro lado hay prácticamente un éxodo, señaló al término de un desayuno informal con reporteros.

Desestimó las advertencias de quienes están molestos por la forma de elegir a candidatos a puestos de elección popular, algunos de los cuales -se asegura- no harán campaña en favor de Meade e incluso asumirán actitud de brazos caídos. “Los vemos entusiasmados, con vocación y con ganas de ganar”, expresó.

Meade, precandidato presidencial de la coalición integrada por el PRI, Verde y Nueva Alianza, se dijo “cómodo” por haber alcanzado los objetivos del periodo de precampaña: ser la alternativa que más creció, y nos prepara bien para la campaña que inicia el 30 de marzo”.

Al preguntarle su opinión acerca de las encuestas que lo colocan en tercer sitio, algunas muy por debajo de Ricardo Anaya y Andrés Manuel Lopez Obrador, respondió que los estudios lo colocan en diferentes lugares y, en su caso, elevaron el conocimiento de la existencia de su precandidatura.

Del “deslinde” con el gobierno federal actual dijo que este solo será “deslinde de los problemas” para construir una mejor alternativa.

En cuanto al tema del “seguimiento” de agentes del Centro de Investigación Nacional a la precampaña del panista Ricardo Anaya y la denuncia de espionaje que hizo aquel, Meade dijo: “no nos hemos ocupado de hacer producciones cinematográficas”.