En redes sociales circula un video en el cual se observa como un sujeto esposado le da una “patada voladora” a un camarógrafo que graba el momento de la detención, haciendo que este tira la cámara.

En dicho video agentes de la policía hondureña trasladan a un hombre esposado hacia una patrulla en la ciudad de Comayagua, el detenido al ver a los medios decide lanzar una patada en contra de un camarógrafo del canal HCH que filmaba la escena.

Posteriormente los oficiales subieron al revoltoso delincuente a bordo del vehículo, mientras uno de los policías tranquilizaba al trabajador de prensa diciendo: “Ya no, ya no, ya está controlado”.