El presidente de EEUU, Donald Trump, en una conferencia de políticos conservadores se saltó el guión para bromear sobre su calvicie

El mandatario se percató que uno de los monitores de televisión que estaba a sus espaldas mostraba parte de su calva y fue entonces cuando  se dio la vuelta y mostró a los presentes en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) su cabellera una y otra vez.

“Trato por todos los medios ocultar esa calva, amigos. Trabajo duro en eso. No se ve mal”, bromeó el presidente, lo que hizo que el auditorio estallara en risas.

Mira cómo Trump enseñó a todos su calva: “Por cierto, qué buena foto es esa. Me encantaría ver a ese tipo hablar”, dijo el presidente al burlarse de nuevo de sí mismo.

El cabello de Trump ha sido durante mucho tiempo una fuente de curiosidad pública y motivo de mofas de todo tipo. Incluso permitió que un presentador de un famoso programa de la televisión estadounidense le tirara del pelo para comprobar que no lleva peluca.

Y es que el presidente pone mucha atención a esa parte de su cuerpo hasta el punto que se sometió a una cirugía de reducción del cuero cabelludo en 1989 y toma un medicamento que está asociado con el crecimiento capilar.