La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó en la Cuenta Pública de 2016 por parte de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), algunas fallas, pues hubo pagos a personas fallecidas, personas sin registro y algunas más con registro duplicado.

La revisión de los programas de Pensión para Adultos Mayores, Empleo Temporal y de Empleo Temporal Inmediato en 2016, mostró un posible daño al erario público por 3 mil 264 millones 110 mil 100 pesos, por errores de manejo y control.

Quien se encontraba al mando de la Sedesol en ese entonces y hasta septiembre, fue el candidato a la presidencia de México, José Antonio Meade Kuribreña, pues fue relevado por Luis Enrique Miranda Nava, quien fue el encargado de implementar los programas.

Cabe mencionar que el objetivo de la Pensión para Adultos Mayores, es la de asegurar un ingreso mínimo además de un apoyo de protección social para personas mayores de 65 años o más, los cuales no cuentan con un subsidio económico.

En cuestión de Empleo Temporal, en el cual se incluye el programa Empleo Temporal Inmediato, tiene el objetivo de moderar el impacto económico y social de personas con 16 años o más, los cuales no pueden tener ingresos ocasionados por situaciones económicas y sociales, emergencias o desastres.

En el de Pensión para Adultos Mayores encontraron que 62 beneficiarios de los que no se conoce su edad, recibieron 370 mil pesos, sin embargo esas personas tienen entre 116 y 124 años, en base a información de Sedesol.

La ASF concluyó que hay un total de 556 mil 548 beneficiarios no localizados, en los que se invirtió 3 mil 110 millones 152 pesos; también hay un total de 49 mil 196 beneficiarios con pagos duplicados por 289 millones 602 mil pesos y 16 mil 997 personas fallecidas que recibieron una cantidad de 64 millones 152 mil pesos, según información del Registro Nacional de Población (Renapo).

En cuestión del de Empleo Temporal encontraron pagos a 3 mil 222 personas con 80 o más años, los cuales recibieron 5 millones 352 mil pesos y a 425 personas de 90 años y más contaron con un pago de 696 mil pesos.

La Sedesol mencionó que el no registro de los beneficiarios en el Renapo, no es causa suficiente para negar el apoyo, pero no proporcionó evidencia de la existencia de estas personas; además hubo 418 beneficiarios duplicados que recibieron 691 mil pesos y 284 personas fallecidas que cobraron 520 mil pesos.

La Sedesol confirmó la baja por defunción de siete y comprobó el reintegro de 14 mil pesos.