El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, se puso a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) para que sea investigado en relación a señalamientos de desapariciones forzadas durante su administración.

Desde el Reclusorio Varonil Norte, Duarte envió una carta al subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, Alberto Elías Beltrán, en la que acusa a la Fiscalía General del estado de pretender imputarle estas acciones de manera injustificada.

Tras un supuesto “temor fundado”, el ex priista pide que se realicen investigaciones para atender “cualquier requerimiento y/o diligencia en la que se le requiera” para evitar acusaciones en su contra de la cuales no se pueda defender conforme a derecho.

Duarte menciona en el documento que “ante lo antes expuesto se puede desprender mi deseo a declarar sobre los hechos que se investigan”.

La carta fue enviada por Javier Duarte, luego que el gobierno de Veracruz se negó a informarle en dos ocasiones si era investigado por ese delito.

“Derivado de la imparcialidad y desapego a la ley con la que ha actuado la Fiscalía del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, aunado a que hasta la fecha han hecho caso omiso a las peticiones presentadas por el suscrito en fecha 15 y 19 de febrero de 2018, me permito realizar las siguientes manifestaciones, para que sean tomadas en consideración usted C. Procurador”, se lee en la misiva.