Tras develar el arte oficial para el Formula 1 Gran Premio de México 2018, los organizadores del evento comisionaron la elaboración de una serie limitada de piezas artesanales en barro que se utilizarán exclusivamente para la promoción del país, su cultura y artesanías, así como la carrera de este año.

Elaboradas en los talleres de alfarería de la renombrada familia Soteno en Metepec, Estado de México, las esculturas están inspiradas en el tradicional árbol de la vida – una reconocida artesanía mexicana que consiste en una pieza de barro con figuritas del mismo material que, en conjunto, representan una escena.

Inspirados por la riqueza cultural de nuestro país, los organizadores decidieron crear un  árbol de vida propio de la competencia. La pieza contiene 400 figuras de barro, con un peso de 8 kilogramos y una altura de 70 centímetros.