De acuerdo con Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez” A.C, la detención de Erick Uriel Sandoval Rodríguez alias “La Rana”, no es un hecho relevante para esclarecer la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapan.

Este lunes -12 de marzo-, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que cumplimentó la orden de aprehensión en contra de “La Rana” quien supuestamente  tuvo una intervención “decisiva” en la desaparición de los jóvenes ocurrida en la noche del 26 septiembre del 2014 en Iguala, Guerrero.

Sin embargo, el director y representante legal de las familias aseguró que el ahora indiciado no es “de ninguna manera una persona que tuviera un papel de coordinación o toma de decisiones”, pese a que fue presentado por la PGR como un elemento sustantivo en las investigaciones.

Asimismo, consideró que con la detención del “alcohonero” sólo pretende reavivar la teoría de las autoridades mexicanas sobre la supuesta incineración de los cuerpos en el basurero de Cocula, la cual de acuerdo a los organismos internacionales no es sostenible científicamente.

No obstante, señaló que hay otros objetivos que deberían ser prioritarios para las pequicias de la dependencia federal como Alejandro Tenescalco Mejía, comandantes y líder del grupo de “Los Bélicos” de la Policía de Iguala; o tres policías federales a los cuales se debería haber solicitado orden de captura, ya que estos personajes “permitieron la segunda ruta de desaparición de los estudiantes”.

Por otra parte, condenó al gobierno federal por acudir a instancias internacionales y comprometerse a resolver las líneas de investigación de la Policía Federal, Ejército, de instituciones estatales y municipales, pero no lograr avance en ella.

“Y ahora nos presentan una nueva captura, como si fuera una nueva captura que resolviera el caso”. agregó.