El presidente de la promotora Golden Boy Promotions, Erick Gómez, canceló la pelea de revancha entre el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el campeón Kazajo Gennady Golovkin que estaba programada para el 5 de mayo.

La decisión se tomó por las pocas posibilidades de librar un castigo por parte de la Comisión Atlética de Nevada por los dos exámenes positivos que falló el mexicano al registrar niveles de clembuterol

Me pesa mucho que por mal manejo de la información se vea manchado mi nombre…. tendré que tomar precauciones para mi futuro. Soy un peleador limpio. Estoy Tranquilo y con la frente en alto“, declaró el mexicano que tiene programada audiencia con la Comisión de Nevada el 18 de abril

La promotora que dirige Óscar de la Hoya espera llegar a una solución y esperan ver a Álvarez de vuelta en el ring para agosto o septiembre.