Teniendo como invitada especial a la cantante Lila Dows, la Orquesta y Coro de Música Tradicional Mexicana continuó esta noche su segunda Gira Nacional de Conciertos en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes en esta ciudad.

La agrupación, que está conformada por 270 niñas, niños y jóvenes de primaria y secundaria, junto con padres de familia y docentes, de 21 municipios y 14 estados del país, ofreció un jubiloso concierto en el recinto de mármol.

Sones veracruzanos, sinaloenses y de la región de Tierra Caliente, Michoacán, así como valses oaxaqueños y música de marimbas de Tabasco y Chiapas, engalanaron el máximo recinto cultural del país.

Teniendo como invitados a los secretarios de Cultura y Educación, María Cristina García Cepeda y Otto Granados Roldan, respectivamente, la agrupación creada en 2017 por las instituciones antes mencionadas, se llevó los aplausos.

Durante su tercer concierto, los sinfónicos tuvieron la primicia del estreno mundial de obra ‘Nuestra casa es un país’, compuesta ex profeso para dicha agrupación por Enrique Quezadas, compositor mexicano y autor de temas interpretados por Betsy Pecanins y Fernando Delgadillo; y con la letra de Eduardo Langagne, escritor y poeta mexicano, director general de la Fundación para las Letras Mexicanas.

Niñas y niños de 21 municipios de los estados de Baja California, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guanajuato, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tabasco y Veracruz presentarán un colorido mosaico musical.

“El feo”, de Demetrio López; “Dios nunca muere”, de Macedonio Alcalá; “Villahermosa”, de Manuel Pérez Merino; “Aires del Mayab”, de Pepe Domínguez, canciones de Sinaloa, un popurrí de sones nacionales, “Alas” (A Malala) de Arturo Márquez, fueron algunas de las obras tradicionales que integraron el repertorio de esta noche.

Pero no solo los pequeños fueron los más aplaudidos, la dosis se repitió con la presencia de la cantante, compositora y productora Lila Downs, quien deleitó con las obras “Dios nunca muere” de Macedonio Alcalá y “El feo” de Demetrio López, enalteciendo su natal Oaxaca al portar un hermoso huipil en color negro.

Antecedida por un programa artístico-académico, la Orquesta y Coro de Música Tradicional Mexicana es un bastión para fortalecer y ponderar la identidad del país entre las nuevas generaciones, donde padres de familia, docentes, niñas, niños y jóvenes participan en talleres de técnica vocal, enseñanza básica de lenguas originarias, y actividades de conectividad.

Educar a niños y jóvenes en el arte y la cultura, impulsarlos a que experimenten momentos de gozo y solidaridad, disciplina y aprendizaje a través de la música, ha sido uno de los objetivos primordiales de la Orquesta y Coro de Música Tradicional Mexicana.

Se trata de un proyecto de la SEP, en coordinación con el Sistema Nacional de Fomento Musical de la Secretaría de Cultura, el cual fue desarrollado en 2017 como parte del programa Cultura en tu Escuela, que en su primera edición benefició a 140 escuelas del Sistema Educativo Nacional y a niñas y niños de 10 entidades del país.