La Cámara de Diputados aprobó el dictamen que expide la Ley General de Comunicación Social y lo turnó al Senado de la República para su análisis.

El documento que trata la difusión de propaganda de los entes públicos, bajo la modalidad de comunicación social, fue avalado en lo general por 205 votos a favor, 168 en contra y cero abstenciones.

Luego de aprobarla en lo general, los diputados discutieron sobre los 61 artículos reservados y sus modificaciones. Finalmente el documento fue avalado por 196 votos a favor, 146 en contra y cero abstenciones.

La expedición de esta ley se estableció en la reforma constitucional publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 10 de febrero de 2014.

Sin embargo, el 15 de noviembre de 2017, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al Congreso de la Unión que, a más tardar el 30 de abril, cuando concluye el actual periodo ordinario de sesiones, emitiera la ley reglamentaria.

Cabe mencionar que diversas ONGs se han manifestado afuera del Palacio Legislativo y a través de redes sociales con el hashtag #LeyChayote, esto debido a que dicha ley permitirá a las autoridades elegir en que medios se pautará  la publicidad oficial, asimismo la difusión de las figuras políticas, “interpretandose” como una manera de controlar a la prensa