El ejército israelí anunció haber bombardeado el miércoles “objetivos militares” de Hamas en Gaza, tras haber sufrido un ataque con bomba contra una unidad de ingeniería situada entre el enclave palestino e Israel.

Según el informe de la radio israelí, nadie resultó herido, la bomba habría tenido como objetivo una excavadora mecánica que operaba del lado palestino de la valla de seguridad que separa a ambos territorios.

El ejército precisa que la bomba fue colocada durante las manifestaciones organizadas por los palestinos a lo largo de la frontera entre la Franja de Gaza e Israel desde el 30 de marzo.

Tras la explosión, “las fuerzas de defensa israelíes bombardearon algunos objetivos militares de Hamas”, indica el ejercito en un comunicado, sin dar más precisiones sobre esos objetivos ni su emplazamiento.

Israel lleva a cabo regularmente disparos de artillería o bombardeos aéreos contra objetivos de Hamas, el movimiento islamista que controla la Franja de Gaza desde 2007.

Las manifestaciones de la “marcha del retorno”, que se prolongarán hasta el 15 de mayo, día de la conmemoración de la “Nakba” (catástrofe en árabe) que supuso para los palestinos la proclamación del Estado de Israel en 1948, exigen el retorno de refugiados palestinos que fueron expulsados o huyeron de sus tierras tras la creación del Estado hebreo.

Estas protestas derivaron en duros enfrentamientos que han provocado la muerte de 31 palestinos desde el 30 de marzo, según el ministerio de Sanidad de Gaza.