Este sábado se registró una explosión por fuga de gas en una clínica privada en la ciudad de Concepción, en Chile, dejando un saldo de tres personas muertas y otras 50 heridas.

De acuerdo con autoridades, personal del Sanatorio Alemán descubrió la fuga de gas que llevó a una evacuación de emergencia de los pacientes, mientras que trabajadores de una empresa gasera revisaban la falla.

Alvaro Ortiz, alcalde de la localidad, reveló que una parte del edificio “tiene serio riesgo de derrumbarse” y la ola expansiva de la explosión alcanzó tres cuadras a la redonda, provocando daños en viviendas y locales comerciales.

Por su parte, a través de su cuenta de Twitter, el presidente chileno, Sebastián Piñera, manifestó sus condolencias a las víctimas y familiares, y adelantó que ya inició la investigación correspondiente.