El pasado martes, el comisionado nacional de Seguridad de México, Renato Sales Heredia, dio a conocer que el asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas estaría relacionado con investigaciones sobre narcotráfico y delincuencia organizada.

Asimismo, durante la audiencia que finalizó la madrugada de este miércoles y en la que se dictó prisión preventiva contra Heriberto “N”, “El Koala”, presunto autor material del crimen, se determinó que el móvil fueron publicaciones realizadas sobre Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, y su hijo Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”.

Por su parte, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos en contra de la Libertad de Expresión (Feadle), de la Procuraduría General de la República (PGR), sostuvo que Heriberto “N”, junto con dos personas identificadas como Francisco y Luis, fueron los autores materiales del asesinato de Valdez Cárdenas, corresponsal del diario la Jornada y fundador de Río Doce, el 15 de mayo del 2017 en Culiacán, Sinaloa.

Mediante videos de seguridad de negocios cercanos al lugar se identificó a “El Koala”, quien habría recibido como pago por la ejecución un arma de fuego con el emblema de los Dámaso.

Las circunstancias llevaron a la PGR a intervenir las llamadas y redes sociales del señalado, lo que le permitió obtener las pruebas suficientes para solicitar una orden de aprehensión que derivó en su captura en Tijuana, Baja California.

En la audiencia, Heriberto “N” se reservó su derecho a declarar y sus abogados pidieron la duplicidad del término constitucional para la continuación de la audiencia inicial, por lo que se reanudará hasta el próximo domingo a las 10 de la mañana.

También fue aceptada su solicitud de ser trasladado del penal en Aguaruto, en Culiacán, al Centro Federal de Readaptación Social número 8, en Guasave, debido a que temía por su integridad física.