El candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, reconoció que la seguridad pública se ha convertido en un problema que ha rebasado las capacidades del estado.

El reto de seguridad que hemos enfrentado ha estado por arriba de las capacidades del estado y de los estados para hacerle frente”, señaló.

De gira por el estado de Tamaulipas, Meade destacó la necesidad de cambiar la estrategia con la que se ha combatido la inseguridad; no obstante, aseguró que llamó a decir sí a la ley y no a la amnistía.

En Matamoros el priista advirtió que episodios recientes que han lastimado profundamente al país, como el caso de los estudiantes asesinados en Jalisco, el comando que entra a una preparatoria en Tamaulipas y el video de una masacre de policías en Guerrero, reflejan que se tiene que hacer las cosas de forma diferente.

Enfrentamos es un reto que es claramente superior a lo que hemos venido haciendo de muchos años para acá, y lo que tenemos que hacer es reconocer que hoy tenemos un fenómeno delincuencial y que no tenemos ni los instrumentos ni la estrategia para resolver”, agregó.

Ante ello, dijo, hay que resolver de fondo el problema de seguridad y éste será el primer mandato como presidente de México, en caso de obtener el triunfo el 1 de julio.

Meade reiteró que para enfrentar la inseguridad hay que hacerlo con tres pilares: ir un paso hacia delante de la delincuencia, prevenir para poder vivir sin miedo.

Asimismo, la presencia que implica policías bien pagados y capacitados, además de que tengamos Fuerzas Armadas presentes, que tengan seguridad jurídica, que sepan modo tiempo y circunstancia y la disuasión, lo que implica evitar que llegue el dinero y las armas a los delincuentes y la posibilidad de recuperar los recursos mal habidos.

Sostuvo que el tercer pilar es que en cada acto de violencia tiene que haber una consecuencia, porque no podemos vivir en un país en donde la violencia quede impune.

Planteó un Código Penal único y se comprometió a que en los primeros 100 días de gobierno éstos sean una realidad en el país, que además les prometerá tener una agencia de investigación en esos delitos.

En cuanto al planteamiento hacia la frontera, dijo, que tiene que ser integral y debe ser un trato justo, poner todo sobre la mesa, revisar el marco de gasto y que se tenga una visión amplia, así como se le de a la frontera un tratamiento como una zona económica que tiene sus peculiaridades.