La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó a comerciantes de los estados de Hidalgo y Guanajuato sobre una red de verificadores falsos que operan desde febrero, quienes exigen cuotas de hasta cinco mil pesos para no cerrar los negocios.

El subprocurador de verificaciones, Raymundo Rodríguez Diego informó, en conferencia de prensa, que en Hidalgo se han recibido 13 denuncias, mientras que en Guanajuato cuatro. También se han presentado casos en León, San Luis Potosí y al poniente de la Ciudad de México.

El procurador pidió a los comerciantes de tortillerías, carnicerías, recauderías, pollería, tlapalerías, tiendas de abarrotes y desperdicios industriales estar alertas.

La red opera con actas apócrifas en la que exigen la verificación de básculas en los negocios, y se han presentado casos en los cuales llegan a cerrar los locales con sellos de clausura falsos.

Raymundo Rodríguez aclaro que “es posible que se trate de trabajadores o ex trabajadores de Profeco”, ya que solo ellos conocen la forma de trabajar de la dependencia.

Informaron que por tratarse de un delito federal, se hicieron las demandas correspondientes a la Procuraduría General de la República (PGR), para que se investigue y castigue a los responsables.

Se hizo un llamado a los comerciantes para que verifiquen la autenticidad de los verificadores, ya sea mediante la página el portal web o comunicarse directamente con ellos.