El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) inicia hoy las celebraciones por su 70 aniversario, y delibera también sobre la crisis humanitaria que vive Venezuela.

La sesión de este lunes incluye el lanzamiento oficial del logo conmemorativo de su aniversario, así como la difusión de las actividades con este motivo.

Pero los reflectores también están pendientes del debate que se producirá sobre la crisis humanitaria que vive Venezuela, y que será abordada en la cita de este lunes.

En particular se analizará el impacto de esa crisis en los países de la región, donde los fronterizos enfrentan el éxodo de venezolanos que presiona a las zonas limítrofes.

La reunión para este debate fue convocada por el Grupo de Lima, que ha dado seguimiento a la situación venezolana, tanto la crisis humanitaria como los aspectos políticos.

El Grupo de Lima está integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

A pesar de esta membresía, una declaración sobre Venezuela por todos los países sigue pendiente, pues ha faltado consenso, ya que gobiernos de países como Cuba, Bolivia y Nicaragua se han opuesto a una condena.

Medida en parámetros macroeconómicos, la crisis humanitaria se ve por la caída del Producto Interno Bruto (PIB) venezolano de 15 por ciento prevista para este año de acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI) y alza de precios de 13 mil por ciento.

En los pasados nueve años, se estima que el número de venezolanos que ha abandonado su país oscila entre tres y cuatro millones de personas.

La reunión de este lunes se da a 21 días de que se realicen los comicios presidenciales venezolanos, lo que ha permitido al gobierno del presidente Nicolás Maduro, quien busca su reelección, afirmar que la OEA pretende desestabilizar los comicios.

Añadió que el encuentro es “una grave agresión injerencista“, que repite la que se aplicó a mediados de 2017, cuando se iba a elegir a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, paralela a la legislativa Asamblea Nacional.

Venezuela también acusó que la OEA cierra los ojos a graves problemas en la región como feminicidios, ejecuciones extrajudiciales, desaparecidos y otros.