Una gran estatua del filósofo Carlos Marx fue develada este sábado en su ciudad natal de Tréveris (Trier), en el oeste de Alemania, al cumplirse el bicentenario de su nacimiento.

La develación de la gran escultura de bronce de 4,4 metros, donada por China, provocó críticas de algunos que atribuyen a Marx los crímenes cometidos por socialistas revolucionarios en Rusia, China y otros países en nombre del comunismo.

Unos 200 invitados, entre ellos una delegación china, aplaudieron al alzarse la tela color rojo brillante que cubría la estatua en la que aparece Marx de pie, con su conocida barba tupida.

Marx sentó las bases teóricas del comunismo, una ideología según la cual el proceso histórico conduce a la abolición de la propiedad privada de los medios de producción y la desaparición de las clases sociales. Las dos obras más conocidas en las que expone sus pensamientos son el Manifiesto Comunista y El Capital (Das Kapital).

La ceremonia y los discursos en Tréveris fueron interrumpidos en ocasiones por gritos y abucheos de manifestantes.

El obsequio de China es un pilar y un puente para nuestra sociedad”, dijo Malu Dreyer, gobernadora del estado de Renania-Palatinado.

Un grupo alemán que representa las víctimas del comunismo criticó los festejos, señalando que no ha habido un debate sobre el apoyo de Marx a la violencia para abolir las clases sociales.

Decimos que sí a un debate sobre Marx, pero no a su adoración”, dijo el dirigente del grupo, Dieter Grombowski, en un comunicado.

Cuando Alemania fue dividida al final de la Segunda Guerra Mundial, el sector oriental tuvo un régimen comunista desde 1949 hasta la reunificación en 1990. Algunos alemanes del este dicen que no han superado los efectos a largo plazo de la represión del régimen.

Carlos Marx nació en Tréveris el 5 de mayo de 1818 y vivió allí hasta sus 17 años. Murió en el exilio en Londres en 1883.