La conmemoración del 5 de Mayo es una de las fechas más importantes y emblemáticas en Estados Unidos, no sólo para los mexicanos, sino para toda la comunidad hispana radicada en EU.
Los festejos en la Unión Americana incluyen una gran celebración en la Casa Blanca, donde son invitados destacados latinos residentes en el vecino del norte.
En Estados Unidos, el 5 de Mayo es la fecha más mexicana, incluso más celebrada que la Independencia en septiembre, pero sabes ¿por qué? Aquí te contamos:

El Cinco de Mayo  conmemora la Batalla de Puebla, que marca la primera vez que el ejército mexicano pudo derrotar a una potencia extranjera mejor preparada, en este caso los franceses. La batalla tuvo lugar en la actual ciudad de Puebla de Zaragoza el 5 de mayo de 1862 entre los ejércitos de México y Francia.

Cinco años después de esta batalla, en 1867, un grupo de mexicanos celebró en Texas con cantos y poesías esta breve victoria de Puebla.

El lugar de la celebración no fue casual, ya que fue en Texas, en 1829, donde nació el héroe del 5 de mayo, el general Ignacio Zaragoza, cuando Texas aún pertenecía a México. No fue sino hasta 1836 que Texas se independizó y pasó a formar parte de los Estados Unidos.

Desde finales del siglo XIX hasta la década de 1930, las fiestas del 5 de mayo se organizaban de manera popular y fueron tomando cada vez más auge.

Desde los primeros festejos, el 5 de mayo significó también el día en que su país de origen se liberó del yugo opresor de los “extranjeros”.

Un significado incluso más fuerte que el 16 de septiembre, fecha que marca el inicio de la guerra de independencia de México en 1810, cuando el cura Hidalgo se rebeló contra el imperio español.

Actualmente, en las celebraciones del 5 de mayo en Estados Unidos, no pueden faltar los sombreros de charro, las piñatas de colores en forma de burrito, que los norteamericanos consideran el modelo tradicional, y la bebida favorita es “la margarita”, coctel a base de tequila que los vecinos del norte creen la más típica bebida nacional.