Tras la ceremonia de graduación realizada el pasado sábado en la Universidad de Florida, en Estados Unidos, asociaciones acusaron racismo al interior de la institución por la forma en que un empleado retiró del escenario a estudiantes de origen afroamericano.

Videos muestran cómo los alumnos suben a una plataforma al escuchar su nombre; mientras algunos simplemente caminan, alumnos de color realizaron un baile en medio del escenario, siendo empujados por un hombre que vestía túnica.

Muchos internautas señalaron que el empleado de la universidad utilizó la fuerza física de manera selectiva en contra de los graduados afroamericanos.

Por su parte, el presidente de la institución, W. Kent Fuchs, ofreció sus disculpas por el accionar “inapropiadamente agresivo” del asistente y aseguró que las autoridades de la universidad “están orgullosas” de los logros de sus alumnos y “celebran con ellos su graduación”.