Uno de los miembros del Patronato del club poblano Lobos BUAP, renunció el día de hoy a su puesto, ya que aseguró que el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, no aceptó el dinero de la multa impuesta para la permanencia en Primera División.

José Hanan, dejó el cargo dentro del club licántropo por “así convenir en sus intereses”, además de reiterar que el pago de 120 millones de pesos no fue aceptado, pues será hasta el próximo 16 de mayo cuando se conozca una respuesta.

 

 

Hubo una junta en días pasados donde se autorizó que en caso de que Lobos BUAP no pague lo que se establece en el reglamento habría una licitación para una nueva franquicia, la cual saldría en 15 millones de dólares y ya hay quien ofreció hasta 17 millones de dólares, que es más de lo que Lobos tendría que pagar”, aseguró la cadena ESPN.

Dicha licitación está en la mira de Alejandro Irarragorri, quien es presidente del Consejo de Administración de Orlegi Deportes, que es parte de Santos y Tampico Madero, pues intentó comprar la plaza disponible de Lobos BUAP por la cantidad mencionada.

Sí, de la gente de Santos. Hizo una oferta hace algunos días a la directiva de Lobos BUAP. Ofreció 15 mdd con la condición de que pagaban y se lo llevaban a Tampico. Obviamente no se aceptó porque la prioridad es que permanezca en Puebla como Lobos BUAP y en el Estadio de CU”, puntualizó.

También comentó que la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), puso demasiadas trabas para el pago de la multa, además de enterarse que Irarragorri ofreció una cantidad más alta para llevar la Primera a la ciudad tamaulipeca.

Se platicó con muchos grupos, algunos querían llevarse el equipo a otras plazas, otros con la intención de dejarlo en Puebla y se arregló con dos inversionistas que van a dejar el futbol en Puebla, por lo menos, los próximos dos años”, apuntó.