El segunda base de los Seattle Mariners, Robinson Canó, fue suspendido por 80 juegos ya que violó el reglamento antidopaje del beisbol de las Grandes Ligas, al dar positivo en furosemide.

El equipo pretendía clasificar a la Postemporada en la Liga Americana junto a Canó, sin embargo el astro dominicano resultó positivo a un diurético, la cual dijo que no sabía que estaba prohibida ya que se le otorgó en su país natal.

Me la dio un doctor con licencia en la República Dominicana para curar una dolencia médica, no me di cuenta en ese momento que me dieron un medicamento que estaba prohibido, obviamente ahora deseo haber sido más cuidadoso”, dijo Canó.

En un comunicado emitido por medio del sindicato de peloteros, indicaron que esta es la primera sanción de Canó dentro de su carrera, quien para algunos, contaba con el potencial para llegar al Salón de la Fama.

Ha sido elegido en ocho ocasiones para el Juego de Estrellas, obteniendo el galardón del Jugador más Valioso en 2017, además fue líder de la selección de República Dominicana en el Clásico Mundial de Beisbol en 2003.